Descubre el Comino Negro y sus beneficios

También llamado «nigella», el comino negro es un alimento muy específico, que ofrece muchos beneficios al cuerpo. ¿Qué dice la investigación científica al respecto? ¿Cómo usar el comino negro y cuáles son sus contraindicaciones? Respuestas.

Definición y composición de la planta

El comino negro tiene muchos nombres en todo el mundo, incluyendo «nigella». Proviene de la nigella sativa, una planta que resulta ser una hierba aromática. Tiene unos sesenta centímetros de altura. Esta planta anual, muy presente en Eurasia, pertenece a la familia de los ranúnculos. Su floración es anual y ocurre durante los meses de junio y julio. La planta tiene entonces flores muy fragantes, que pueden ser rosadas, azules o blancas. El fruto de la planta está lleno de semillas negras trigonales con un olor más bien almizclado.

En la fitoterapia, las semillas maduras, el aceite de las semillas y a veces toda la planta se utilizan con fines terapéuticos.

El comino negro es una pequeña semilla negra con una composición inusual. Es muy rico en nutrientes y contiene una amplia variedad de vitaminas, particularmente del complejo B: B1, B2, B3, B6 y B9. También contiene provitamina A y vitaminas E y C. Por otra parte, el comino negro contiene una serie de sales minerales y oligoelementos esenciales, como el potasio, el hierro, el sodio, el cobre, el zinc, el selenio, el fósforo, el magnesio y el calcio. Además, también están presentes los aminoácidos, glucósidos, compuestos fenólicos y ácidos grasos (omega-3 y omega-6). El aceite de comino negro contiene aceites esenciales. La planta de comino negro también contiene esteroles, lípidos, alcaloides (nigelina y damasquina), tocoferoles y saponósidos triterpénicos.

Origen e historia

El comino negro se cultiva principalmente en la región del Mediterráneo, el Asia occidental, la Arabia Saudita y África (Sudán y Etiopía). En la India, se cultiva como planta ornamental. Su cultivo se remonta a la antigüedad. La mención de la semilla se puede encontrar en textos antiguos como el Corán y la Biblia. El comino negro se describe como una planta muy versátil y poderosa, capaz de curar una amplia gama de dolencias. Los historiadores han encontrado comino negro en la tumba de Cleopatra y el faraón Tutankamón, que murió en 1327. En Grecia, Hipócrates utilizó el comino negro en un gran número de remedios medicinales. Dioscórides también dijo que el comino negro aliviaba el dolor de muelas y de cabeza, pero que también podía utilizarse para una variedad de otras dolencias. Por lo tanto, la historia del comino negro es común a muchas civilizaciones antiguas.

A lo largo de la historia y en los diferentes países en los que se usa o se cultiva, el comino negro tiene diferentes nombres: nigella, niella, pimientos, flores de Santa Catalina, barba de capuchino, hierba de especias, pelo de Venus, patas de araña… Es en forma de aceite que más a menudo usamos el comino negro: el aceite de nigella. Conocida mundialmente y utilizada por sus beneficios en el cuerpo, la pequeña semilla negra ha interesado a los científicos durante varias décadas. Y sus beneficios en el cuerpo son numerosos.

Artículo Recomendado:  ¡National Herb Garden anuncia la apertura de pasantías para 2022-2023! – El Blog de la Sociedad de Hierbas de América

Investigación y beneficios

Mejora de las funciones cognitivas

Las muchas vitaminas presentes en el aceite de nigella del complejo B juegan un papel importante en el funcionamiento de nuestro sistema cerebral y nuestras funciones cognitivas. El comino negro estimula la oxigenación de nuestro cerebro y ayuda a optimizar sus funciones como la concentración, la memoria… Las vitaminas B1, B3, B6 y B9 son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso central. Y esto, desde una edad muy temprana. Esta planta es una excelente fuente.

Lucha contra la diabetes y la hipertensión

El comino negro tiene un rango de acción muy amplio, particularmente en cuanto a la regulación de las funciones esenciales de nuestro cuerpo. Actúa directamente sobre la presión sanguínea: el comino negro es hipotenso. Por lo tanto, alivia el cuerpo y permite actuar directamente sobre la hipertensión arterial. Además, la semilla negra también parece ser beneficiosa para las personas con diabetes. Actúa directamente sobre el nivel de glucosa y sobre los triglicéridos en la sangre, lo que le permite luchar contra los efectos nocivos de la diabetes. En cierto modo, el comino negro ayuda a proteger el cuerpo de los efectos nocivos de la hipertensión y la diabetes.

Prevenir el riesgo cardiovascular

Se han realizado estudios sobre los efectos del comino negro en la salud. La composición de la semilla, debido a la presencia de ácidos grasos esenciales, es ideal en un entorno de protección cardiovascular. Aquí, los ácidos grasos omega-3 están en el origen de esta virtud en el cuerpo. Además, las vitaminas y minerales en la composición de la planta también tienen un efecto protector en el cuerpo. Es posible utilizar el comino negro para mantener la salud del corazón.

Fortalecer el sistema inmunológico

Muchas medicinas tradicionales en todo el mundo utilizan el comino negro para tratar diversas enfermedades y patologías. Sus propiedades curativas son alabadas en todos los continentes. El comino negro es una pequeña semilla muy rica en nutrientes, que permite la liberación de histaminas, lo que tiene el efecto de fortalecer nuestras defensas naturales. En particular, nuestro sistema inmunológico. La vitamina C presente en la semilla también es conocida por su acción favorable sobre las defensas naturales del cuerpo, en particular contra las dolencias invernales. Consumir aceite de nigella o comino negro en otra forma es beneficioso para nuestra salud.

El comino negro y la digestión

El comino negro estimula la digestión, lo que ayuda a apoyar la flora intestinal en sus esfuerzos. Reduce las molestias digestivas, como la hinchazón. Pero sus efectos antiinfecciosos también ayudan a prevenir las infecciones intestinales: disentería, gastritis, gastroenteritis… Las curas de aceite de nigella o comino negro ayudan a preservar el equilibrio digestivo, especialmente frente a las infecciones . Esta planta refuerza nuestro bienestar intestinal y lucha contra las bacterias que causan los trastornos digestivos. Además, el comino negro ayuda a reducir la formación de úlceras gástricas .

Un poderoso antiinflamatorio

Se sabe que el comino negro tiene importantes propiedades antiinflamatorias, lo que la convierte en un poderoso agente curativo natural. También tiene propiedades regeneradoras en el cuerpo y puede aplicarse a la piel o consumirse. El comino negro contiene vitamina B9 que es esencial para la producción de glóbulos rojos. Al actuar sobre las inflamaciones, el comino negro reduce el dolor: por eso se ha usado durante miles de años.

Artículo Recomendado:  Rehabilitación holística de alcohol y drogas: todo lo que debe saber

Virtudes antioxidantes

El comino negro es un excepcional antioxidante natural, que contiene ingredientes activos beneficiosos para el cuerpo. Los compuestos fenólicos y las vitaminas ayudan a nuestro cuerpo a deshacerse de los radicales libres y sus efectos nocivos para la salud. El comino negro también promueve la eliminación de los productos de desecho almacenados por nuestro cuerpo, convirtiéndolo en un poderoso antioxidante natural. Por lo tanto, promueve el funcionamiento óptimo del metabolismo y las defensas naturales del cuerpo.

Por otra parte, la provitamina A, también llamada «caroteno», es un elemento presente en el comino negro. Tiene importantes propiedades antioxidantes y juega varios papeles en el crecimiento de los huesos, la salud de los ojos y el apoyo al sistema inmunológico.

Los efectos del comino negro en el hígado

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano. Procesa las toxinas y digiere las grasas que consumimos. Realiza varias funciones esenciales en nuestro cuerpo. El comino negro lo apoya en sus acciones y funciones. De esta manera, ayuda a prevenir el desarrollo de daños y enfermedades. Las curas con comino negro se recomiendan a menudo a las personas que han sufrido o están sufriendo actualmente de una función hepática deficiente.

Efectos antisépticos y antiinfecciosos

El comino negro se utiliza a menudo como antibacteriano, debido a sus efectos bactericidas. (11) Mata un gran número de bacterias, incluyendo el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (también conocido como MRSA). El comino negro frena la progresión y proliferación de las bacterias en el cuerpo, lo que ayuda a retrasar las infecciones (digestivas, ¡pero no sólo!). Además, y como hemos visto, la pequeña semilla negra es muy efectiva para fortalecer nuestro sistema inmunológico. ¡Y nuestra salud!

Otros beneficios del comino negro

El comino negro tiene muchos beneficios mencionados a través de escritos, historias… En el aceite, puede tratar problemas de la piel como quemaduras, soriasis, dermatitis, eczema, grietas o quemaduras de sol. Nos da un importante efecto curativo y antiséptico, lo que lo convierte en un remedio natural para muchas pequeñas dolencias.

Por otro lado, el aceite de comino negro es muy beneficioso para el brillo y la hidratación del cabello, así como para su fuerza y flexibilidad. También se utiliza comúnmente para combatir la pérdida de cabello.

Las semillas de comino negro también contienen agentes activos capaces de detener la proliferación de los cánceres. Además, el comino negro también tiene virtudes adelgazantes, en particular por su capacidad de absorber y eliminar la glucosa presente en nuestra sangre. Finalmente, esta inusual planta también ayuda a neutralizar las reacciones alérgicas: polvo, polen, asma… Además de relajar las vías respiratorias.

Consumo, indicaciones y dosis

beneficios del comino negroEl comino negro puede consumirse en forma de cápsulas o de aceite, como parte de un ciclo de suplementos dietéticos. También se puede encontrar aceite esencial de comino negro, extractos de semillas, decocciones de semillas y tinturas madre.

En el aceite, el comino negro se consume a una tasa de 40 a 80 mg/kg/día. Así, para un adulto que pesa 60 kilogramos, es necesario contar entre 2,5 y 5 gramos de aceite de nigella por día.

En la decocción de semillas, la dosis recomendada es de 15 mg/kg/día, lo que representa 0,9 gramos de comino negro para un adulto de 60 kilogramos de peso. El comino negro también puede comerse como semillas, triturado o entero. En este caso, la dosis recomendada es de dos gramos por día. En el extracto de semillas, 100 a 200 mg dos veces al día es suficiente.

Artículo Recomendado:  5 Beneficios de las Comunidades de Retiro

Independientemente del método de toma de comino negro, asegúrese de seguir las dosis indicadas en el paquete del producto adquirido. También respeta los tiempos de curación razonables de unas pocas semanas, con descansos de una o dos semanas de vez en cuando. Lo ideal es permitir que el cuerpo descanse entre cada tratamiento.

Asociación con otras plantas e interacciones

El comino negro es una planta esencialmente segura que puede ser combinada con una variedad de otras plantas. En teoría, sus efectos en el cuerpo son adicionales a los de otras plantas, hierbas o medicinas. Si está en tratamiento, o si desea combinar varios complementos alimenticios, no dude en pedir consejo a un médico o especialista.

Contraindicaciones

El comino negro es una planta segura cuando se consume en proporciones terapéuticas. Hasta la fecha, su uso no representa ningún peligro particular para quienes lo consumen. Sin embargo, pueden producirse efectos adversos en caso de sobredosis de aceite, semillas o cápsulas.

Sin embargo, su aceite puede provocar la aparición de erupciones bullosas (aplicación o ingestión) y dermatitis por contacto alérgico. Estos mismos efectos secundarios pueden observarse después de la ingestión o la aplicación del aceite esencial. Por otro lado, los científicos creen que la ingestión de comino negro causó un fallo renal agudo en un paciente diabético. Finalmente, en altas dosis, el comino negro también puede tener un efecto abortivo.

El comino negro es seguro, pero se deben respetar las dosis diarias prescritas. En caso de duda, o si sufre una patología, pida consejo a su médico. Podrá guiarle hacia una dosis adaptada a su estado de salud, o hacia un complemento alimenticio particular. No inicie una cura sin asesoramiento médico en caso de embarazo o lactancia. Además, si aparecen efectos secundarios, reducir o detener el consumo de comino negro. Si persisten a pesar del cese total de la cura, consulte a su médico y preséntele el producto que está consumiendo.

Consejos: dónde y cómo comprar la planta

Como hemos visto, el comino negro crece y se cultiva en un gran número de países. Y en varios continentes: Europa, Asia, África… También se cultiva en el Mediterráneo y en las regiones orientales. Para encontrar un comino negro de calidad, hay que elegir semillas de estas regiones específicas. En la región del Mediterráneo, el comino negro se cultiva de forma natural. También es necesario elegir productos que procedan de la agricultura biológica y que respeten el desarrollo natural de la planta, a fin de preservar los ingredientes activos del comino negro. Por otro lado, el proceso de transformación del producto (aceite, cápsula…) es igual de importante. Aquí se prefieren los métodos artesanales.

Encontrará productos de comino negro en tiendas orgánicas, tiendas especializadas, parafarmacias, farmacias y herboristerías. También encontrará una amplia gama de productos en Internet, desde sitios de venta en línea. En este caso, compruebe siempre el origen del comino negro, la composición del producto y su método de procesamiento. Elija un producto altamente titulado en ingredientes activos y que provenga de un cultivo natural y orgánico, para asegurarse de que disfruta de los verdaderos beneficios de la planta. Elija siempre un vendedor de confianza y productos probados en los laboratorios franceses. Puedes comprar aceite de nigella en cápsulas o en forma líquida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.